miércoles, 30 de marzo de 2011

Países como Italia, Noruega y Bélgica se oponen a la idea planteada por el presidente Barack Obama.

Por: EFE | 7:19 a.m. | 30 de Marzo del 2011
En una entrevista concedida a la cadena de televisión NBC, Obama indicó que la estrategia en ese país no excluye suministrar armamento a la oposición libia, aunque subrayó: "No digo tampoco que es lo que vayamos a hacer".

La idea, sin embargo, caló en el primer ministro británico David Cameron, quien no descartó la idea de armar a los rebeldes, pero dejó claro que aún no se ha tomado esa decisión. (Lea más noticias sobre el ataque a Libia)

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Cameron afirmó que las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU no descartan la "provisión de asistencia a quienes protegen a los civiles en ciertas circunstancias".

"No lo descartamos (armar a los rebeldes) pero no hemos tomado una decisión", puntualizó el jefe del Gobierno.

La idea surgió el martes, al término de la reunión celebrada en Londres sobre Libia, dinde la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, defendió la legalidad de una eventual decisión de armar a las fuerzas libias de oposición, aunque aseguró que esto no se trató en la conferencia.

Clinton subrayó que, aunque existe la posibilidad de entregar armas a los rebeldes que combaten a las fuerzas del líder libio, Muamar al Gadafi, "no hemos tomado esa decisión en estos momentos".

Y el ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, declaró que su país está dispuesto a conversar con sus aliados en relación a una ayuda militar para los rebeldes, si bien reconoció que esto no está previsto en las recientes resoluciones de la ONU.

Otros países se oponen

La propuesta que han comenzado a ventilar Estados Unidos e Inglaterra no tuvo eco en algunos países europeos. Italia y Noruega, dos países miembros de la coalición internacional encargada de proteger a la población civil en Libia, se manifestaron contrarios a armar a los rebeldes libios.

El portavoz del ministerio italiano de Relaciones Exteriores, Maurizio Massari dijo que "Armar a los rebeldes sería una medida controvertida, una medida extrema (que) por cierto dividiría a la comunidad internacional", declaró Massari en la emisora Radioanch'io.

"En lo que se refiere a Noruega, entregar armas a los rebeldes libios no es de actualidad" dijo por su parte la ministra noruega de la Defensa, Grete Faremo, citada por la cadena pública NRK.

Bélgica se sumó también a la negativa a entregar armas a los rebeldes. Según el ministro belga de Asuntos Exteriores, Steven Vanackere, la medida pondría a los países árabes en contra de la operación militar en el país.

En una entrevista a la radio flamenca VTR, el titular de la diplomacia belga ha considerado que ayudar a los rebeldes con la entrega de armas es ir "demasiado lejos" y ha alertado de que, de llevarse a cabo, conllevaría la pérdida del apoyo del mundo árabe a la intervención.

Expulsan diplomáticos libios de Inglaterra

De otro lado, Gran Bretaña decidió expulsar a cinco diplomáticos de la embajada de Libia en Londres que podrían representar una "amenaza para la seguridad", anunció este miércoles el ministro de Relaciones Exteriores William Hague.

"Hoy hemos tomado medidas para expulsar a cinco diplomáticos de la embajada deLibia en Londres, incluido el agregado militar", declaró Hague en una comparecencia en la Cámara de los Comunes.

"El gobierno estimó que si estos individuos permanecían en Gran Bretaña podrían suponer una amenaza para nuestra seguridad", agregó el ministro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...